Tuluá

Necesita con urgencia el encerramiento

Buga es una de las ciudades privilegiadas del Valle del Cauca por su clima, su gente y por el turismo gracias a la Basílica del Señor de los Milagros, pero todo se viene abajo cuando los turistas ingresan a la Ciudad Señora por el sur y empiezan a sentir un fétido olor a alcantarilla que no es de ahora, sino de años atrás y cuyo origen ninguna administración ha podido dar con el chiste!…¿Qué produce el mal olor, será muy difícil encontrar el foco?

Menos mal que ahora por la pandemia y el uso del tapabocas el olorcito es más pasable. Pero no quiero estar en el pellejo de los habitantes del sur de Buga que tienen que mamarse ese olorcito gran parte del día, de la semana y del mes…¿Dónde anda la Secretaría de Salud de Buga?

Esta semana se volvió a hablar del samán de la plaza cívica Boyacá. Y como ya es costumbre los pesimistas empezaron a pronosticar que el samán se secó, que no quedó bien trasplantado, que hay que cambiarlo por otro, que se estancó, que hubo manos criminales, mejor dicho, los comentarios no eran muy halagüeños…¡Me quedé mirando para El Picacho!

Pero también hubo comentarios positivos. Que la empresa que estuvo al frente del trasplante del samán ha estado haciéndole el tratamiento indicado y si no responde, ya tienen otro para cambiarlo…¡Me devolvió la sonrisa!

Y para los que están pensando que es otro gasto del municipio, les cuento que el costo del trasplante del samán a la plaza cívica Boyacá y su mantenimiento hasta ahora y su reposición, si lo necesita, es por cuenta de Veolia, la empresa de aseo de Tuluá que hizo la donación al gobierno de J.J. Gómez…¡Para seguirle la pista!

Preguntas pendejas.

¿Cuál será la razón para que la plaza cívica Boyacá se mantenga gran parte del día llena de bicicletas obstruyendo el paso normal de los peatones?

¿Será que la policía no tiene suficiente trabajo para que ahora los pongan a llevar a los borrachitos a la casa, o será un chiste de la vicepresidenta?

¿Serán tan malos los semáforos que instaló Gustavo Vélez en cada esquina de Tuluá que ya se habla de tener que acondicionar una camioneta, con todos los implementos, para repararlos cuando se dañen pues resulta más barato que tener que cambiar la mayoría?

¿Qué dirán ahora los que presumían que la tecnología de los semáforos de Vélez era la más adelantada y ahora todo el mundo anda calladito?

¿Cuándo se iniciará la campaña para pintar los reductores de velocidad que se encuentran regados por la ciudad y que se han convertido en un peligro, especialmente en horas de la noche y cuando llueve?

¿En qué gobierno nacional o departamental se irá a construir el puente de Caramanta para unir a Bugalagrande con Bolívar, otra obra donde todos los políticos hablan y prometen mientras consiguen los votos y después no ven nada?

Con esta temporada invernal, que ha venido con huracanes, sería conveniente una rápida revisión a tanto árbol viejo que existe en la ciudad, antes que caiga encima de una persona o de un vehículo y cause más daños…¡Plop!

Los moradores que residen en la calle 21 entre carreras 34 y la 40 (Variante) están poniéndose de acuerdo para cerrar esta vía, porque ya se cansaron de esperas, que Movilidad y Tránsito les construya un reductor de velocidad que aleje a los corredores que aprovechan la amplitud de la vía para utilizarla como veló-dromo…¡Añañaii!

Al WhatsApp de la comunidad 316 6218170 nos llegó esta inquietud. Soy una persona que todos los días utilizo el separador de la transversal 12 y he visto que poco a poco las ventas de todo tipo de productos y de comida se incrementan. Si las autoridades no las controlan a tiempo, luego se convierten en un gran problema…¡Tiene toda la razón!

Muy molestos están los usuarios del operador Claro que tienen que hacer cola a sol y agua en las fueras de las instalaciones cuando quieren hacer alguna diligencia en las oficinas de la carrera 27 y peor aún, ahora que de un momento a otro se suelta el aguacero…¿Quién los podrá ayudar?

Es que esta inquietud de los vecinos del Alvernia-Entrerríos no es nueva, y ellos no entienden cuál ha sido la excusa para no poner uno solo. Si es por plata, que digan que ellos hacen una colecta para reunir los pesitos y así evitar una tragedia que está a punto de ocurrir…¡Después no digan que no se los dije!

Si los de la Conmebol, el Ministerio de Salud y demás entidades que están a cargo de autorizar el regreso de público al estadio conocieran el Doce de Octubre y su afición hace rato ya habrían dado el visto bueno para que los seguidores de Cortuluá ya estuvieran sentados en la gradas del escenario local. Es que es fácil, un estadio con capacidad para 12 mil, espectadores y a cada partido por bueno que sea solo asisten 2 mil ,estamos sobrados…¡El distanciamiento social está asegurado!

Esta semana circuló en las redes sociales el drama de una familia que perdió su casa y sus enseres en el corregimiento de La Siria, municipio de San Pedro, como consecuencia de las fuertes lluvias que han caído en el centro del Valle esta semana. Dios quiera que la municipalidad tenga los recursos necesarios para ayudarla al mismo tiempo que a otros vecinos de la zona…¡Dormir al aire libre o de posada es muy duro. A colaborar se dijo!

Los empresarios colombianos están viendo con preocupación que las jornadas de vacunación que adelanta el gobierno nacional avanzan a paso de tortuga y con reumatismo, tanto que están dispuestos a solicitar que les vendan las vacunas para aplicarlas a sus empleados porque lo que necesitan es producir…¡Plop!

Siguen pasando gerentes de Acuavalle y ninguno de ellos ha podido encontrarle la solución a la problemática que desde años inmemoriales vienen sufriendo los habitantes del sector de Guadualejo, en el municipio de San Pedro, que carecen de agua potable. Los gerentes van, miran y se van y la solución nada.

The post Necesita con urgencia el encerramiento appeared first on Imagen del periodismo regional.