Nacional

Los productores de petróleo y el sindicato de trabajadores de Colombia unidos en la reducción de la inflexibilidad de las tasas de transporte

Después de la caída precipitada en los precios del petróleo, el sector petrolero colombiano representado por su gremio o grupo comercial de la industria, Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) llamó al gobierno, que establece el petróleo precios de transporte a través de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH ) para reaccionar a las fuerzas del mercado y permitir una reducción en el precio del transporte por tuberías dentro de Colombia, que según ACP representa el 45% del costo del petróleo entregado a la refinería.

Proveedor de transporte de petróleo Cenit (español para Zenith), el operador de ductos propiedad de Ecopetrol, controlado por el gobierno, anunció la semana pasada “alivio de hasta un 50% en las tarifas de transporte de ductos para productores de petróleo”, según el titular de una declaración impresa publicada por Cenit. Sin embargo, al leer los detalles, el transportista solo está ofreciendo plazos retrasados.

“Los productores pueden pagar solo el 50% de sus tarifas durante mayo y junio, y el saldo restante deberá pagarse en 2 meses”, dice el comunicado.

“A pesar de que esta coyuntura también afecta el segmento intermedio debido a los menores volúmenes transportados a través de los sistemas debido a la caída de la demanda, estamos convencidos de que es necesario apoyar a los productores y emisores en general con iniciativas de financiación para que la industria de los hidrocarburos en Colombia continúa siendo una palanca para el desarrollo económico y social del país “, dijo Héctor Manosalva Rojas, presidente de Cenit.

Los productores de petróleo no están impresionados

ACP tuvo una respuesta muy directa a la iniciativa , diciendo que prácticamente no hace nada para abordar la situación, pero es poco más que relaciones públicas. En una respuesta pública por escrito, la ACP dijo:

  1. La ​​propuesta de los transportistas no reduce las tarifas. No es una disminución del 50% en las tasas, sino una oferta de financiamiento (por dos meses) con intereses cobrados sobre este porcentaje. La medida no proporciona los requisitos financieros de los remitentes contra el valor actual de las tarifas, que, como se indicó, son excesivamente altas. Esto solo aumentaría los costos de transporte, ya que después de dos meses la misma tasa tendría que pagarse con intereses (1,5% en efectivo anual).
  2. La financiación ofrecida por los transportistas no tiene en cuenta la realidad de la crisis de precios que el sector está experimentando, cuya duración no está clara. Esta situación de precios está llevando a las empresas privadas a cerrar campos y, por lo tanto, reducir su producción. Hasta la fecha, la producción se ha reducido en aproximadamente 52,000 barriles por día y se espera un nuevo corte de 30,000 barriles por día, a partir del próximo mes. Esto no solo afecta la producción de crudo con consecuencias para la autosuficiencia energética del país, sino que también reduce importantes recursos de regalías, impuestos y derechos económicos, impactando considerablemente las finanzas de la Nación y las contribuciones a las regiones.
  3. Con respecto a las reducciones de tarifas específicas, la propuesta real de Ocensa (el oleoducto que transporta el mayor volumen de petróleo en el país) es disminuir las tarifas en solo un 0.6%. En otras palabras, pasa de una tasa de $ 7.75 USD a $ 7.70 por barril; un ajuste mínimo cuando los precios del petróleo han caído un 71% desde enero y un 42% en los últimos dos meses, y más, si se tiene en cuenta que en julio de 2019 la compañía aumentó las tarifas en un 10%.
  4. Considerando que el oleoducto de petróleo crudo las tarifas de transporte tienen un peso de costos operativos de alrededor del 45%, lo que la industria requiere y ha solicitado es una reducción del 60% cuando el precio de referencia Brent es inferior a US $ 45 por barril.
  5. La etapa de negociación entre los transportistas y los remitentes ha sido agotado sin éxito, teniendo en cuenta que las ofertas presentadas por los transportistas no han sido producto de una negociación, sino más bien anuncios unilaterales.
  6. Es por esta razón que la ACP ha solicitado al Ministerio de Minas y Energía que intervenga en Las tarifas de transporte de oleoductos, utilizando sus poderes provistos por el Código de Petróleo, emitiendo una resolución que restablezca un equilibrio económico en el sector de hidrocarburos en este período de precios bajos, como una medida para ayudar a mitigar se enfrentó a la crisis actual.

Finanzas Colombia pudo comunicarse con Alejandro Ospina Angarrita, presidente de UTIPEC, el principal sindicato de trabajadores petroleros de Colombia, que generalmente está de acuerdo con la asociación de la industria en este tema. [19659014] Alejandro Ospina Angarrita es presidente de UTIPEC, el principal sindicato de trabajadores petroleros de Colombia

Finanzas Colombia: ¿Cuál es la propuesta de UTIPEC para resolver la crisis?

Ospina: Una reducción inmediata de las tarifas de transporte de tuberías que son aprobados por el Ministerio de Minas y Energía, y no solo un financiamiento de estos costos como el los transportistas han propuesto, para hacer posible la producción en los campos que están cerrados hoy y así recuperar el trabajo que está siendo destruido debido a la baja competitividad de la industria petrolera colombiana.

La medida debe adoptarse de inmediato, y debe ser se mantiene hasta que se realiza una revisión de la metodología tarifaria, que compensa en exceso las inversiones realizadas en estos sistemas, de modo que nos ha llevado a la situación actual que, aunque en el pasado era soportable a los altos precios del petróleo, claramente no refleja la realidad de el negocio en comparación con competidores cercanos, como en Ecuador, donde un sistema de longitud similar, que debe cruzar la cordillera de los Andes, ofrece tasas de menos del 30% de las recolectadas en Colombia.

Finanzas Colombia: ¿Qué debe hacer la administración de Ivan Duque y la ANH?

Ospina: Las tarifas de ductos están actualmente definidas y aprobadas por el Ministerio de Minas y Energía. o debe ser el gobierno nacional quien tome la medida excepcional, haciendo los ajustes temporales y esta misma entidad, que debe llevar a cabo una revisión de la metodología con todos los agentes del mercado, para armonizarla con la remuneración razonable de las inversiones.

La ANH, como administradora de los recursos de hidrocarburos del país y, por lo tanto, promotora del desarrollo de la industria en Colombia, debe apoyar a los productores, tanto Ecopetrol controlado por el estado como a empresas privadas, en la búsqueda de un esquema competitivo para mantener viable la actividad petrolera. Es importante explicar que Ecopetrol es la principal entidad afectada por las tarifas actuales del gasoducto y, en consecuencia, el estado colombiano como el principal accionista de la compañía, ya que aunque Ecopetrol es cierto, se beneficia de la actividad intermedia, es También es cierto que allí solo actúa como operador de algunos de los sistemas y copropietario de la mayoría de ellos, por lo que en este negocio, hay otros beneficiarios externos; mientras tanto, el impacto adverso de las tarifas afecta a Ecopetrol como el principal productor y usuario de las mismas.