domingo, mayo 26, 2019
NacionalTuluá

“Dios mio yo no había visto algo así”: el susto en Tuluá por la crecida del río

El río Tuluá nuevamente presentó una crecida que asustó a los habitantes de este municipio.

Una empalizada bajó por las turbias aguas que obligó incluso, a que el servicio de agua potable se suspendiera por algunas horas.

Ciudadanos publicaron en redes sociales los vídeos de la impresionante crecida, sin embargo, no hubo inundaciones.

La bocatoma

CentroAguas S.A ESP emitió un comunicado aclarando que no hubo ” destrucción de la Bocatoma del Jardín Botánico”.

La empresa reconoce que “sí hubo taponamiento por empalizada registrada en las últimas horas”.

La Alcaldía tulueña aseguró que el sistema de alertas tempranas “ha funcionado y se han evitado daños”.

Cuentan con dos sensores de nivel que permiten monitorear los ríos Morales y Tuluá cada cinco minutos.

Pero la noche de este martes no trae tranquilidad a los tulueños, el río sigue crecido y hay temor.

Tuluá junto a 24 municipios más representando el mayor riesgo con la ola invernal.

Pero no es la primera vez, las crecidas de su río se han ido complicando con los años denuncian ciudadanos, por la tala y otras actividades en la ribera.

En la actual temporada invernal la Oficina de Gestión del Riesgo advierte a las autoridades municipales estar alertas.

Hay riesgo de derrumbes, inundaciones y otras emergencias. El IDEAM mantiene la alerta naranja en el Valle.

En Dagua por ejemplo, el río también preocupa porque es de crecida súbita.

En el centro y norte del departamento los ríos están crecidos, caños y quebradas también han aumentado el nivel del agua.

Las autoridades recomiendan a los ciudadanos ser prudentes, no acercarse a los ríos, llamar a emergencias si en su zona el agua se sale.

Las lluvias se mantendrán hasta mayo, y en muchos casos aunque no llueva en el casco central, sí se presentan precipitaciones en la parte alta y los ríos bajan crecidos.

 

www.tubarco.news