Info

No hubo tiempo para la tristeza

Deben haber ciudadanos de mejor derecho que han sido crimínales, y convivir con ciudadanos de menor derecho que han cumplido con la ley y sus obligaciones para con la nación, el pais y el Estado durante toda su vida?

Porque se debe cambiar la narrativa de la falsa paz, por iniciar una cultura de LEGALIDAD, CONVIVENCIA y ESTABILIZACION? Reflexionemos:

1. Porque en ninguna democracia, y más en la colombiana que llega a su bicentenario, jurídicamente no puede existir un “Conflicto Armado”. Conflicto armado es una condición que se da en derecho internacional, en la ausencia de democracia y de un estado de derecho representativo, como lo son dictaduras o ausencia de legitimidad en el ejercicio del poder. “Guerra” jurídicamente es un enfrentamiento entre dos Estados, dos paises, dos naciones, guerra no son las acciones de defensa de la institucionalidad democrática contra grupos alzados en armas que hacen uso del Terrorismo y violencia contra la humanidad de las personas de bien, de las Fuerzas Armadas constitucionales, de toda la sociedad y del Estado legalmente constituido.

2 Porque esa narrativa concatenada: Paz vs Guerra; Conflicto Armado vs Crimen Organizado; Estatus de Beligerancia = legitimidad para delinquir; Derecho de Rebelión vs Legitimidad de la cohercibilidad del Estado y uso constitucional y humanitario de la fuerza pública en favor del estado de derecho y del imperio de la ley; degenera siempre, en abusos contra las personas más indefensas de la sociedad (que por lo general son quienes habitan en la ruralidad); y finalmente porque se presta y utiliza ilícitamente y con dolo, dicha narrativa ideológica para burlar la justicia, para argüir lisonjeramente que Conflicto, estatus de beligerancia y derecho de rebelión JUSTIFICAN violaciones al DIH, a la constitución, a los principios universales del derecho y al propio pacto social en cabeza de la figura de la CONEXIDAD.

3. Un ejemplo de el daño social que representa seguir en la misma narrativa es el siguiente:

En este enlace vas a encontrar como Santos y el Centro Nacional de Memoria histórica, dirigido por Gonzalo Sánchez y sus investigadores, que ahora pasan al Ministerio de Cultura, son el instrumento oficial estadistico y de consulta del conflicto, para justificar la declaratoria de Conflicto armado, estado de guerra en Colombia, nuestros soldados como actores del conflicto. Legitiman el Nobel y deslegitiman la democracia y por lo tanto al Estado