Nacional

Colombia se retira de la Unión de Naciones Suramericanas en la primera semana en poder de Duque

En su primera decisión importante de política exterior, el nuevo presidente colombiano Iván Duque ha retirado a Colombia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), una organización continental que ha estado bombardeando sin ningún líder o dirección desde que los países más poderosos el continente suspendió su membresía a principios de este año.

Foto: Carlos Holmes, ministro de asuntos exteriores de Colombia, anuncia la decisión de la nación de retirarse de UNASUR. (Crédito: Presidencia de la República)

La medida surgió como parte de un anuncio gubernamental más amplio sobre el enfoque de relaciones internacionales de Colombia que incluía la intención de “implementar una nueva política fronteriza”, que el nuevo ministro de Relaciones Exteriores Carlos Holmes Trujillo llamó ” parte fundamental de la política exterior del país “.

Al tomar la decisión, Duque se convirtió en el primer jefe de estado en retirar completamente a su nación del sindicato sudamericano, que se fundó en 2008 y entró en vigor como un tratado en 2011 para alinear mejor la colaboración transfronteriza en áreas clave como comercio, defensa, energía, salud, educación y combatir el tráfico de drogas.

En abril, Colombia, Brasil, Argentina, Chile, Perú y Paraguay suspendieron su membresía en una organización que enfrentaba constantes desacuerdos sobre la estructura de liderazgo y cómo manejar las relaciones con Venezuela.

En ese momento, un diplomático peruano no identificado le dijo Reuters [194] 59009] que las diferencias entre los puntos de vista políticos y económicos de los miembros de UNASUR son tan grandes que ya no pueden operar “.

Holmes dijo que Colombia continuará impulsando soluciones democráticas a la actual crisis en Venezuela que permitirá a los ciudadanos del país eligen su propio futuro en “procesos libres y transparentes con plenas garantías que el gobierno debería tener”.

En lugar de continuar con UNASUR, Holmes dijo que Colombia se enfocará en participar “de manera proactiva, no pasiva o reactiva en escenarios multilaterales”.

Esto sucederá, dijo, mediante un impulso creciente para elevar las relaciones con los países de Asia, África y Oceana, así como para fortalecer los lazos profundos con los Estados Unidos y la Unión Europea.

Holmes agregó que Colombia prepondrá un “relanzamiento” de la Organización de Estados Americanos (OEA), el organismo hemisférico que incluye miembros de Canadá a Argentina y que ha sido criticado por cert en los líderes de izquierda en América del Sur en el camino hacia la creación de UNASUR por tener demasiada influencia de los Estados Unidos.

Colombia también trabajará para fortalecer a la Alianza del Pacífico, que en los últimos años se ha convertido en una de las los bloques comerciales más fuertes en América Latina. Colombia se une a México, Chile y Perú en la alianza, con Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Singapur convirtiéndose recientemente en Estados observadores formales en un plan de expansión que ampliará su alcance mundial.

Otras prioridades de relaciones exteriores bajo Duque, dijo Holmes, incluirá un esfuerzo para negociar el fin de la doble carga tributaria con más países, combatir la corrupción más sistemáticamente a nivel internacional, mejorar los servicios de apoyo en las embajadas colombianas en el exterior y promover las industrias creativas a través de las fronteras.

punto final, Colombia planea organizar el Primer Congreso Mundial de Economía Naranja, un término ahora popularmente utilizado para describir una colección de campos creativos que incluye desde desarrollo de software y videojuego hasta cine, moda y diseño gráfico.

Enviar a Kindle