miércoles, octubre 17, 2018
noticia

El calentamiento global, ¿responsable de los incendios forestales?

36views

Científicos advierten que el calentamiento global podría agravar los gigantescos incendios que están devorando docenas de miles de hectáreas de bosques. Desde Portugal hasta California están sufriendo las consecuencias.

Científicos expertos en incendios aseguraron que el calentamiento global, podría ser uno de los factores determinantes en la conflagración de los gigantescos incendios, que están consumiendo los bosques de Portugal, Estados Unidos y Grecia.

David Bowman, profesor de la Universidad de Tasmania (Australia), explicó que el cambio climático es el catalizador de las llamas, sin embargo, aclaró que la mala gestión de los bosques y la construcción de las viviendas cerca de estos, incrementan el problema.

Los investigadores dicen que un clima cálido, seco y fuertes vientos, son algunas condiciones que propagan las llamas. Por tal razón, Bowman asegura que las zonas más propensas para que se presenten, son aquellas donde las temperaturas y las sequías están aumentando como resultado del calentamiento global.

El cambio climático aumenta la probabilidad de incendios forestales, pero también su intensidad. “Si los incendios se vuelven demasiado fuertes, como es el caso actualmente en California y como vimos en Grecia hace unas semanas, no hay medidas que puedan detenerlos directamente. Es como escupir en una fogata”, dice Mike Flannigan, profesor de la Universidad de Alberta en Canadá.

Christopher Williams, de la Universidad Clark en Massachusetts (Estados Unidos), afirma que “el cambio climático, además de traer aire más seco y caliente, crea ecosistemas más inflamables al aumentar la tasa de evaporación y la frecuencia de las sequías”.

Un ambiente que se ha presenciado en los últimos años, en los que la sequía extrema se ha vuelto muy común. Michel Vennetier, ingeniero e investigador del Instituto Nacional de Investigación en Ciencia y Tecnología para el medio ambiente y la agricultura (Irstea), señala que “este clima crea una gran cantidad de biomasa seca con árboles y arbustos muertos, haciendo de estos un combustible ideal para los incendios”.

En las zonas templadas del hemisferio norte, la temporada de incendios se limitaba tradicionalmente a julio y agosto. Actualmente, puede extenderse de junio a octubre en la cuenca mediterránea. En California, los expertos estiman que ahora los incendios forestales pueden iniciarse en cualquier momento del año.

El clima en América del Norte y Eurasia depende fuertemente de los vientos en altitud, producida por la diferencia de temperaturas entra las zonas polares y ecuatoriales. Pero el calentamiento global, el aumento de las temperaturas en el Ártico, debilita estas corrientes. Las consecuencia son “más eventos meteorológicos extremos”causados por corrientes de aire descendentes, que se calientan y secan”, concluye Mike Flannigan.

Leave a Response