Tuluá

El Eln dice que entiende dolor de familias tras los atentados

La ofensiva guerrillera ahondó la crisis en la mesa de Quito y obligó al Gobierno Nacional a determinar que no se abriría el quinto ciclo de diálogos, pues consideró que estos actos no correspondían a los “deseos de paz” del grupo guerrillero.

Una semana después del atentado terrorista contra la estación de Policía del barrio San José, en Barranquilla, en el que murieron cinco uniformados, la guerrilla del Eln se volvió a referir a la situación.

Bernardo Téllez, delegado del grupo ilegal en la mesa de diálogos de Quito (Ecuador), quieta por ahora, en una entrevista con el portal Delegación de diálogos del grupo armado, manifestó que tienen unidad “interna muy sólida”, porque las orientaciones dependen de máximos eventos democráticos.

Así mismo, Téllez, tomando la vocería del grupo guerrillero, les envió un mensaje a las familias de los policías asesinados y a los barranquilleros: “Entendemos su dolor, pero también hay que entender el dolor de las familias de los guerrilleros muertos y líderes sociales”.

Advierte el guerrillero que “nos encontramos en un proceso de diálogos y solución política, porque el Quinto Congreso orientó explorar la posibilidad de una solución política del conflicto armado”.

Agregó que era necesario evaluar el cese el fuego anterior y acordar uno nuevo, “pero al terminar la tregua el 9 de enero, todas nuestras unidades quedaron en disposición de desarrollar acciones defensivas, después que las Fuerzas Militares estatales desplegaron en varias regiones del país operaciones de registro y control, aumentando las tropas en seis batallones para el Catatumbo, tres para Arauca, otros para el Chocó, 9.800 soldados para Nariño. Ante estas operaciones ofensivas, era apenas lógica la reacción militar que tuvo nuestra organización después del 9 de enero”, argumentó Téllez.

El vocero manifestó que la situación de orden público en Colombia es “trágica”, por lo que consideró urgente la unión nacional para terminar con la confrontación armada.

Los atentados

El Eln se atribuyó el pasado viernes el atentado contra la estación de la Policía en Soledad, área metropolitana de Barranquilla, que dejó cinco uniformados heridos.

Además, ya había reconocido la responsabilidad del atentado del pasado sábado contra una estación policial en Barranquilla en el que murieron cinco policías y 41 personas más resultaron heridas.

Perdona a Guerrilleros

El patrullero Jairo Ojeda, quien hace parte de los 42 policías heridos durante el atentado a la estación de San José al sur de Barranquilla, afirmó ayer en una entrevista con una emisora nacional que perdona a los guerrilleros del Eln, responsables de la explosión.

“Doctor héroe”, como ahora lo llaman sus hijos por su valiosa colaboración para ayudar a sus compañeros, después de la explosión, asistió ayer a la jornada de oración, que se realizó en el lugar de los hechos hace ocho días.

El uniformado, pese a que fue alcanzado por cuatro esquirlas y registra pérdida en un 70% en uno de sus oídos y secuela en el otro, afirmó que siente una profunda tristeza, pero el mejor homenaje para sus compañeros, que murieron en el atentado, es seguir trabajando con alegría desde la Policía Nacional por una Colombia en paz.

Fuente: vanguardia.com