Info

Un policía atacó a su novia y luego se propinó un disparo en la boca

Un miembro de la Policía Nacional le propinó varios disparos con el arma de dotación a su novia y luego se propinó un disparo en la boca, en hechos registrados este miércoles en zona rural del municipio de Riofrío.

Ante la gravedad de las lesiones, la pareja fue trasladada hasta la clínica San Francisco de Tuluá en donde se encuentra bajo observación médica en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI.

Los hechos ocurrieron en el corregimiento de Fenicia, ubicado en las estribaciones de la Cordillera Occidental.

Se trata del patrullero, Heivar de Jesús Garcés Angulo, de 25 años, oriundo de Buenaventura y con tres años en la institución y su compañera sentimental, Paola Andrea Osorio Castaño, de 24 años y madre de un niño de cuatro, a quien el uniformado había conocido hace un año cuando fue designado a la subestación de policía del corregimiento de Fenicia y según la familia de la joven, tenían planes para casarse.

Según el teniente coronel, Guillermo Alejandro Carreño Arbeláez, Comandante del Segundo Distrito de Policía, lo que se sabe es que el patrullero Garcés le había llevado el almuerzo a su novia, quien se desempeña como la bibliotecaria en ese corregimiento y de un momento a otro se inició una acalorada discusión entre la pareja que dejó el desenlace fatal.

De acuerdo con el coronel Carreño, la mujer recibió varios disparos en el tórax y en las piernas mientras que el patrullero Garcés Angulo, al creer que había matado a su novia, se propinó un disparo en la boca por lo que su pronóstico es reservado.

ELPAIS